Negocios "a la holandesa" con el gerente territorial de Globalider en CórdobaGlobalider

Negocios “a la holandesa” con el gerente territorial de Globalider en Córdoba

Negocios “a la holandesa” con el gerente territorial de Globalider en Córdoba

Juan Fernández del Rey es gerente territorial de Globalider en Córdoba. Desarrolló cargos directivos en BANESTO, formando parte de su Equipo Auditor, y del Comité Regional del Banco en Sevilla, por su calidad de Director de la Zona Norte de Córdoba. Máster en Dirección y Gestión de Empresas con Price Waterhouse. Fue miembro del Comité de Dirección de COVAP (Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches). Máster en Dirección de Empresas Agroalimentarias por el Instituto Internacional San Telmo, de Sevilla. Ha desarrollado puestos de Dirección en varias empresas de distintos sectores (construcción-inmobiliario, servicios, etc.). Es una persona afable, constructiva, de personalidad analítica, amante de los nuevos retos y con una gran capacidad de trabajo y emprendimiento. Ahora, con Globalider, desarrolla un apasionante proyecto como trader de productos agroalimentarios, habiéndose desplazado estos días con Francisco Casáus, CEO de Globalider, a Holanda, capital europea de brokers y traders de comercio internacional, donde Globalider tiene importantes colaboradores y desde donde Juan Fernández lidera las primeras operaciones. El mercado es el mundo.

Precisamente Fernández y Casáus visitaron colaboradores en la ciudad de Rotterdam, que cuenta con el primer puerto de contenedores de Europa, uno de los más importantes del mundo. La prosperidad holandesa se ha basado siempre en el comercio internacional. El comercio exterior representa, con las industrias de alta tecnología y los servicios, uno de los principales pilares de la economía. Representa cerca de 159% del PIB (media 2012-2014). Su tasa de apertura (importaciones más exportaciones de bienes y servicios en el PIB) sobrepasa habitualmente el 100%, lo que la convierte en una de las economías más abiertas del mundo y de las más orientadas hacia el comercio exterior. Los Países Bajos tienen en Rotterdam el mayor puerto de Europa, condición adquirida gracias a su ubicación geográfica estratégica, que los transforma en eje comercial europeo. Entre 2010 y 2013, la contribución de las exportaciones al PIB aumentó de manera importante según Statistics Netherlands, llegando a un nivel inédito.

La balanza comercial de los Países Bajos es estructuralmente excedentaria, tendencia que debiera prolongarse en 2016. En 2015, el excedente comercial fue de 4.168 billones EUR, que es una baja en comparación con el excedente de 5.117 billones EUR de 2014. Los Países Bajos logran la mayor parte de su excedente comercial gracias a intercambios con los países de la UE. Los principales socios comerciales de los Países Bajos son Alemania, Bélgica, Inglaterra, Francia e Italia. En 2014, los Países Bajo eran el quinto exportador más importante del mundo.