Amanece en el puerto de Algeciras; muy cerca Globalider, "amaneciendo", que no es pocoGlobalider

Amanece en el puerto de Algeciras; muy cerca Globalider, “amaneciendo”, que no es poco

Amanece en el puerto de Algeciras; muy cerca Globalider, “amaneciendo”, que no es poco

El puerto de Algeciras está próximo a conseguir el récord de movimiento de 100 millones de toneladas, con África enfrente, como testigo de su comportamiento; siendo las exportaciones hacia el esperanzador continente las más importantes, después de EEUU, fuera de la UE. La internacionalización, bien por convicción, bien forzada por las circunstancias, es un hecho que se presenta ya irreversible y constituye uno de los principales motores de la economía española, superando el 30 % del PIB. Pero exportar NO es fácil, algunos datos lo revelan: sólo poco más del 5 % de las empresas españolas exportan y únicamente 1/3 de este grupo lo hace con regularidad. Sólo 100 compañías acaparan el 40 % de las exportaciones y el 99 % de las empresas no tiene “músculo” financiero para salir fuera. Por ahora, amanece en el puerto de Algeciras, que no es poco… Globalider, muy cerca, “amaneciendo” en un cometido complejo, pero interiorizado como estratégico.

Los directivos han interiorizado que la internacionalización es la vía para crecer. No es una necesidad, sino que se trata de una opción estratégica. Este cambio de paradigma hace que sea optimista sobre este proceso, aunque evidentemente quedan muchas cosas aún por hacer.

A pesar de todo lo que se ha avanzado, la apertura exterior es todavía un trabajo inacabado. Solo un 5% de las empresas españolas —unas 155.000 españolas— han dado ya ese paso, y únicamente un tercio de este grupo exporta con cierta regularidad

El 99% de las empresas españolas tienen poco tamaño y no tienen el “músculo” financiero necesario para salir fuera. Hay que disponer de una dimensión mínima para tener capacidad inmediata de exportación.

Las ventas exteriores españolas están demasiado concentradas como demuestra el hecho de que solo 100 compañías acaparan el 40% de las exportaciones. Necesitamos abrir ese abanico. Hay que encontrar nuevos mercados con alto potencial de crecimiento a los que exportar, diseñar estrategias de internacionalización o desarrollar las habilidades de los directivos y trabajadores para que los proyectos lleguen a buen puerto.

Habría que eliminar ciertas barreras. Por ejemplo, sería importante adecuar los productos y servicios que exportamos a la normativas técnicas de los países en donde se ofrecen.

Y todo esto es lo que desde Globalider debemos transmitir a las empresas clientes, con rigor, con paciencia, son sentido estratégico, con sentido global, con sentido común.